jueves, 9 de septiembre de 2010

LA PATRONA SE REENCUENTRA CON SU PUEBLO EN EL DÍA DE SU FESTIVIDAD

La salida procesional de Ntra. Sra. de las Virtudes puso en la tarde-noche de ayer el colofón a las fiestas patronales de nuestra localidad, las cuales se venían celebrando desde el pasado sábado.

Los actos en torno a la festividad de la patrona de nuestro pueblo, Ntra. Sra. de las Virtudes, dieron comienzo en la jornada de ayer desde por la mañana. A las doce horas se celebraba en la Parroquia de Santa Catalina la Santa Misa Concelebrada, la cual, el Excmo. Sr. D. Fructuoso Antolín Camacho, Vicario Pastoral, se desplazó hasta nuestra parroquia para presidir la misma. Posteriormente la Stma. Virgen se expuso en Besamano a todos los devotos y fieles.

Ya por la tarde, llegó el turno de la salida procesional de la imagen por las calles centrales del pueblo. Una de las novedades en el recorrido de ayer fue la visita que la patrona realizó a su barrio, cosa que gustó y alegró mucho a los vecinos del mismo, los cuales adornaron sus calles para tal ocasión. Igualmente se pudieron ver estampas distintas y novedosas a las de otros años como fue el paso de la imagen en la Plaza de las Virtudes, calle Buenos Aires o la Rotonda de El Punto.

Otra de las novedades que pudieron observarse en el cortejo fue el nuevo guión corporativo que estrenó la hermandad.

Desde estas líneas felicitar a la Asociación Filarmónica "Ciudad de Conil" por la gran actuación que realizó en la noche de ayer tras el paso de la patrona, el trabajo y las horas de ensayo han dado sus frutos y la banda está ganando mucho tanto en repertorio como en calidad. Pudimos disfrutar de marchas como "Hossana in Excelsis", "Azahar de San Gonzalo", "Aurora de Santa María", entre otras.

El Coro del Hogar del Pensionista también hizo acto de presencia en la joranda de ayer en varios puntos del recorrido, el cual le dedicó a la Stma. Virgen algunas coplas.

*Nos pareció una falta de organización y respeto por parte de la organizadora de la feria y  fiestas el no bajar el volumen de la música o parar la actuación que se estaba llevando a cabo en la Caseta Municipal cuando la procesión discurría cerca del recinto.

A la recogida de la procesión, pasadas las once y media de la noche, se llevó a cabo el rezo de la solemne Salve, una tradición con la que cada año se cierran los actos en torno a la Patrona.